lunes, 26 de noviembre de 2007

RENFE NOS COMPLICA LA VIDA

Si el billete electrónico fue en su momento un gran invento que se aplica en aerolíneas, compañías ferroviarias e incluso de autobuses, RENFE da un paso atrás y a partir de ahora será obligatorio imprimir el billete para subir al tren. Así de fuerte. Con lo cómodo que es indentificarse con un DNI y que sea la empresa quien disponga de los datos.

Por otra parte Renfe ofrece un servicio casi cada hora entre Madrid y Málaga con una duración de viaje inferior a las tres horas; de hecho, algunos trenes hacen el viaje en 2 horas y 40 minutos. No está mal pero faltan cuatro días para que se abra la línea de alta velocidad entre Madrid y Barcelona y no hay ni horarios ni precios. De momento los trenes entre Madrid y Valladolid no paran en Segovia y se prevé la supresión de numerosos trenes nocturnos.

Renfe anuncia nuevas tarifas con excepcionales descuentos por compra anticipada pero todo va muy despacio y con poca claridad. Menos mal que hay libre competencia y se puede ir a los sitios en bus, que si no...

No hay comentarios: