viernes, 3 de enero de 2014

LAS NUEVAS RUTAS EN BARCO DE LD LINES DESDE ESPAÑA A GRAN BRETAÑA E IRLANDA NO APORTAN NADA INTERESANTE.

En 2014 se ponen en funcionamiento algunos nuevos enlaces marítimos que comunican el norte de España con Gran Bretaña e Irlanda. La empresa encargada del servicio es LD Lines, que hasta ahora también operaba la línea que une Gijón con Saint-Nazaire, ciudad publicitada con el nombre de Nantes para dar mayor popularidad.

Como de costumbre, debo desaconsejar este tipo de transporte por varios motivos. Primeramente la duración del viaje no es competitiva. Si desde Gijón a Saint-Nazaire se tardan seis horas más que por carretera, quizás se pueda compensar al viajero con la posibilidad de viajar durmiendo, ya que los horarios no son del todo malos. Hasta ahí lo menos peor. Ojito porque si se cancela una travesía por causas meteorológicas las cosas se complican bastante. El mar puede ser muy traicionero y un viaje con malas condiciones marea al más pintado. Lo digo por experiencia que para eso crucé el mar con galerna desde Plymouth a Santander.

Lo malo empieza si analizamos detenidamente las nuevas rutas desde Santander y Gijón a Poole. Para empezar no se admiten viajeros a pie, lo cual es ya toda una discriminación y hay que llevar coche por narices. Brittany Ferries sí te permite viajar sin coche. Debemos tener en cuenta que la capacidad de los buques es muy diferente y los de LD Lines son muy modestos en comparación con los fastuosos paquebotes de Brittany Ferries. La duración del viaje no es del todo disuasoria, en torno a 25 horas y en línea con los precios de la competencia, pero más caro que volar directamente en un par de horas. Lo ideal para ir en barco son los camarotes cuádruples completos, que salen competitivos, pero yendo una sola persona la cosa se complica.

Lo peor es la travesía entre Gijón y el puerto irlandés de Rosslare, que lleva la friolera de 48 horas en el viaje de ida y algo menos en el de vuelta. Dos días completos en barco son una barbaridad a no ser que seamos unos fanáticos de la navegación. Además hay que tener en cuenta que durante todo ese tiempo hay que desayunar, comer y cenar, que no podemos tirar tantas horas a base de bocadillos. Los de Brittany informan sobre la carta del restaurante pero los de LD no lo hacen. Casi se me olvida mencionar que la ruta Asturias-Irlanda tiene escala en Francia.

Generalmente este tipo de trayectos es apreciado mayoritariamente por los británicos y a lo mejor ahora por los irlandeses, pero la presencia de viajeros españoles es casi testimonial debido a las tarifas tan elevadas que se manejan. La única ventaja aparente es la de llevar el coche propio, que puede no serlo tanto cuando hay que conducir por la iquierda con el volante del mismo lado; casi mejor alquilar uno o circular en transporte público para mayor seguridad.

Me encanta viajar en barco pero no hay ninguna Ryanair del mar y los precios se adecúan muy poco a las posibilidades del español medio. Unos 600 euros por pareja en viaje de ida y vuelta con camarote y coche parece no demasiado caro pero hay que contar con la pérdida de tiempo en el desplazamiento (que también puede ser placentera) y los gastos de alimentación a bordo.

Así pués, espero que LD lines nos traiga turistas pero no puedo recomendar que se utilice para viajar fuera de España. Si el lector tiene posibles, mejor usar Brittany Ferries, que tiene mejores barcos, pensados para viajeros con coche y no tan orientados al transporte de camiones.

Aviso para aventureros. Viajar en butaca y sin camarote puede ser una tortura de mucho cuidado que ya he experimentado. Que conste que he avisado.

No hay comentarios: