domingo, 17 de mayo de 2009

SOBÓDROMO EN EL AEROPUERTO DE MUNICH


Parece ser que por fin se va pensando en las necesidades de los viajeros que deben esperar varias horas entre vuelo y vuelo. Unas veces tenemos que andar a carreras por los pasillos para coger conexiones con estrechísimos márgenes y en no pocos casos las escalas requieren bastante paciencia, si no hay retrasos. Ya me ha ocurrido llegar de Praga a Bruselas a las dos de la tarde y esperar a las ocho y media para salir hacia Bilbao. En la espera hubo tiempo para desplazarme a a la capital, comer, comprar bombones y dar una vuelta antes de regresar al aeropuerto. Como son cosas que no me suelen ocurrir, uno puede disfrutar pero imagino que para mucha gente no será tan agradable. He de comentar que hablando francés en Bruselas la cosa no me resultaba complicada pero en otros entornos preferiría quedarme en el aeropuerto, que allí siempre te apañas en inglés.

Hace una temporada que aparecieron los primeros establecimientos Yotel en varios aeropuertos europeos. Sin salir de la terminal se puede recurrir a unas habitaciones diminutas y equipadas con baño que son ideales para dormir una larga siesta que combata el jet-lag o nos permita abordar un vuelo a horas intempestivas. Los Yotel son carillos y exigen una reserva para un mínimo de cuatro horas.

Lo que sale en la foto es la reducción del Yotel a la mínima expresión y se halla en el aeropuerto de Munich. Aquí nos encontramos con una cabina equipada con una litera y una mesa para apoyar el ordenador; también hay TV. Las cabinas se llaman Napcabs y se reservan por horas. Los precios son de 15 euros por hora hasta las 10 de la noche y de 10 por hora desde entonces hasta las 6 de la mañana. El gasto mínimo es de 30 euros. También andan fuera de precio para mi gusto. Eso sí, cuentan con wifi.

En los aeropuertos hay público para todo así que cuanta más oferta mejor. El dinero es para las necesidades y no siempre hay un hotel en el propio edificio o enfrente ni podemos permitirnos el desplazamiento por si acaso. Las salas VIP son accesibles por 25 euros pero sólo por un par de horas y ahí no te puedes poner en horizontal ni en ropa interior.

No hay comentarios: