domingo, 15 de noviembre de 2015

POR EUROPA EN AUTOBÚS DE BAJO COSTE. MEGABUS Y FLIXBUS.

La liberalización del transporte de viajeros por carretera trae cosas como la que vamos a comentar.

Ya son dos las compañías de autobús que ofrecen sus servicios internacionales como alternativa a Eurolines y también viajes dentro de países europeos donde hasta hace muy poco no existían líneas de autobús entre destinos que estuvieran comunicados por el tren.

Los mapas de los destinos dejan muy claro que el grueso de servicios se presta con con origen y destino en Alemania, pero son muchas las capitales europeas que están comunicadas con estas dos compañías. Olvidemos de momento que se puedan mover por España o Portugal aunque algunos servicios salgan desde Barcelona.

El sistema de precios ajustados a la demanda premia a los que antes reservan su billete, del mismo modo que suele suceder con las compañías aéreas. Basta ser previsor y organizarse para conseguir precios óptimos.

Obviamente, cuanto más largo es el viaje, menos compensa desplazarse en bus, aunque sea pagando poco, más que nada por el tiempo que se pierde.No obstante, si no tienes mucha prisa, puede ser una opción a considerar. 

Lo ideal es usar estas empresas en desplazamientos donde el tren tiene tarifas muy altas, como es el caso de Alemania, o bien para viajes de pocas horas en los que el avión aporta sus inconvenientes y no se gana tanto tiempo si tenemos que desplazarnos a un aeropuerto o bien limitar el equipaje.

En la Europa central las combinaciones son excelentes para moverse entre Praga, Viena y Budapest, por ejemplo.

Como alternativa al Interrail, es todo un descubrimiento y permite viajar por Europa sin apenas restricciones.

Las webs oficiales sonwww.megabus.com y http://www.flixbus.com

miércoles, 5 de agosto de 2015

AUTOPISTA RADIAL 4 DE MADRID. DE PEAJE Y SOLO PARA VIAJES LARGOS O SI TE SOBRA EL DINERO.

La autopista radial 4 es una de esas obras de iniciativa privada que han resultado ser un fracaso. 

Las previsiones de tráfico no se han cumplido y eso no me parece raro con las tarifas que se aplican.

Recientemente tuve que sufrir la autovía gratuita que parte de Madrid y se dirige hacia Andalucía, la A-4.

El estado del firme puede considerarse como penoso y el trazado es lamentable, resultado de convertir una antigua nacional en una vía de alta capacidad metida a calzador entre polígonos y poblaciones.Así pues, en el recorrido de vuelta y en fecha de alta densidad de tráfico, me animé a usar la R-4 entre Ocaña y la M-50 de Madrid. Evidentemente la diferencia es notable. Pasas de una intensidad de tráfico agobiante y pastosa a entrar en una autopista de última generación con un firme en excelente estado y un trazado que permite circular sin agobios, a pesar de la existencia de un tramo con curvas limitadas a 90 km/h. Lo malo es que el recorrido completo de 50 km te sale por casi 10 euros. Obviamente si hay que hacer viajes a diario, la autopista de peaje no es precisamente la solución, incluso con los descuentos por viajero frecuente.

Para desplazamientos esporádicos entre el norte y el sur de la península, del estilo de Bilbao-Málaga o Coruña-Granada, los diez euros de gasto no son tan relevantes y te quitan bastante estrés, además de que te sientes cómodo y seguro. Incluso hay áreas de servicio muy tranquilas. Eso sí, una vez finalizado el tramo de peaje vuelves a la ruta gratuita con todos sus inconvenientes.

Otra característica interesante de la R-4 es que conecta con la AP-36, que resulta muy útil para dirigirse a Valencia y Alicante, pagando otros 15 euros.

Naturalmente la R-4 puede ser muy útil en determinadas fechas y constituye una vía de escape para los atascos, pero las tarifas son bastante altas y la alternativa gratuita tampoco es tan mala. Cuando se trata de hacer Bilbao-San Sebastián, compensa pagar el peaje porque reducimos el tiempo de recorrido al 60%, pero aquí se gana muy poco tiempo y solo se mejora en comodidad.

Lo bueno es que desde las 11.30 de la noche a las 6:30 de la mañana, la autopista R-4 es gratuita y eso no sale en la web de la empresa.

Para los que hacemos desplazamientos muy esporádicos, incluso sería interesante que la autopista en cuestión llegara más al sur o que redujeran sustancialmente el precio del peaje para hacerla más competitiva.

Recomiendo probarla en un viaje largo. Para un viaje Valladolid-Córdoba quizás no, pero sí cuando el kilometraje sea alto.

sábado, 21 de febrero de 2015

ITALOTRENO.IT, ALTA VELOCIDAD DE GESTIÓN PRIVADA EN ITALIA.

Ya es curioso que los dueños de Ferrari tengan una empresa ferroviaria que hace circular sus trenes de fabricación francesa por líneas de titularidad pública.

Italotreno es una alternativa de movilidad en tren y comunica las ciudades más pobladas de Italia con Bolonia como eje central.

Se puede viajar desde Torino a Roma o desde Venecia a Nápoles. Los mapas de recorrido siempre nos muestran rutas Norte-Sur, siguendo la distrubución espacial del país. Nada de trayectos de Este a Oeste. No cabe duda de que los trenes son una monada y estan pintados de rojo para aparentar agresividad; cuentan con gran superficie acristalada y son muy panorámicos. A bordo hay tres clases de acomodación y los billetes son más baratos si los compramos con antelación. Se puede leer un reportaje detallado en este enlace.

La información diferencial que aporta este blog pretende servir al viajero interesado en desplazamientos ferroviarios por Italia.

Para las mismas fechas y recorridos largos, normalmente los precios son mucho mejores en Italotreno que en Trenitalia.

Trenitalia comunica toda la red del país e Italotreno se limita a ciertas rutas.

Los billetes de Italotreno no convienen para desplazamientos cortos, que se pueden realizar a mejor precio con Trenitalia, bien en trenes de alta velocidad, bien en trenes regionales veloces. Hay que tener en cuenta que un viaje de cuarenta minutos por veinte euros puede ser menos competitivo que el mismo recorrido durante el doble de tiempo y menos de la mitad del precio. De Firenze (Florencia) a Bologna (Bolonia) tardas hora y media como mucho en el tren más lento pero te ahorras hasta 15 o más euros. Los Intercity son la opción cómoda por precio y rapidez si te convienen los horarios. Los regionales van despacio pero te hacen ahorrar dinero y también puedes planificar el viaje con etapas intermedias.

Por cierto que los pases globales de tren tipo Interrail son muy poco rentables, a no ser que los exprimas al máximo, viajando todos los días y pasando la mayor parte del tiempo en el tren en lugar de en los sitios que vas a visitar. Mejor comprar billetes punto a punto.

Para posibles interesados dejo aquí el mapa de la red ferroviaria italiana.

domingo, 15 de febrero de 2015

INTERESANTE PASE DE TRANSPORTE PÚBLICO EN EL NORTE DE ITALIA POR 43 EUROS LA SEMANA.

Buena noticia para los que viajan por el norte de Italia, concretamente por la región de Lombardía, cuya capital es Milán.

Tienen a su disposición un pase válido para todo el transporte urbano e interurbano a precios muy atractivos. Un día sale por 16 euros, dos días por 27, 3 por 32.50 y una semana por 43 euros.

Si volamos al aeropuerto de Bérgamo (Orio al Serio) nos desplazaremos en bus urbano a la estación de tren y allí podremos comprar este pase, que no es válido para el Malpensa Express que une Milán con su aeropuerto. Solo nos queda elegir un punto de partida para nuestras excursiones y aprovechar la barra libre de transporte para desplazarnos con toda seguridad y ocupando hasta la primera clase de los trenes regionales donde exista. Ojo porque no se incluyen los trenes muy rápidos tipo Frecciabianca o Intercity, pero nos sirve perfectamente para visitar la región de los lagos (Iseo, Garda, Maggiore y Como) o  ciudades como Mantova y Cremona o acercarte a la frontera suiza desde la que se pude viajar con el famoso Bernina Express.

El mapa de validez de la tarjeta lo tenemos en este enlace. No salen los recorridos en bus pero tenemos la seguridad de que podremos subirnos a los que nos apetezca, excepto los de largo recorrido. La tarjeta se llama "Io viaggio ovunque in Lombardía" y se vende en todas las taquillas ferroviarias. No podemos salirnos de la región pero seguro que se nos ocurren ideas para aprovecharlo a tope. Este pase es una alternativa genial al alquiler de coche, puesto que una pareja se pasa una semana en movimiento por poco más de 80 euros, sin gastar en peajes, gasolina ni parkings y por supuesto sin el agobiante tráfico de las carreteras italianas.

Para consultar los posibles hoarios nos iremos a www.trenitalia.it y elegiremos en el menú de inicio la opción "tutti i treni" para evitar que nos muestre las conexiones de alta velocidad que no podemos usar.

Ojo porque este año la exposición universal es en Milán y los hoteles andan carísimos. así que habrá que elegir otra ciudad para pasar la semana.

sábado, 2 de agosto de 2014

AUTOPISTA FUENGIROLA-MARBELLA, TARIFAS DISUASORIAS. AUTOVÍA GRATUITA ALTERNATIVA, UN PELIGRO PARA LOS QUE SE INCORPORAN.

La cosa podría ser peor y menos mal que estamos en España y no en Italia o Francia, donde una buena vía rápida en la costa mediterránea se paga a precio de oro sin otra opción decente.

La tarifa de verano hace que recorrer los 30 kilómetros existentes entre Fuengirola y Marbella cueste la friolera de 7 euros y medio, casi lo mismo que ir desde Bilbao a San Sebastián, con el triple de kilómetros. En temporada baja descienden los precios pero aún son caros. Y sí, hay una autovía gratis pero no como para tirar cohetes. Se trata de una nacional desdoblada y limitada a 80 km/h con una densidad de tráfico similar a la del Bulevar periférico de París; pero el problema no acaba ahí, ya que si haces el tramo de principio a fin no pasa nada pero si por casualidad tienes que salir y volver a entrar la cosa se pone muy complicada, dado que en la mayor parte de incorporaciones no existe el carril de aceleración y se parte directamente de un STOP que obliga a aceleraciones salvajes que no todos los coches ni conductores se pueden permitir, mientras los que circulan tampoco facilitan la maniobra, principalmente porque no pueden.

Lo peor del caso es que no hay modo de mejorar la A-7 sencillamente porque ya no hay más espacio. O se suprimen salidas y entradas o se reduce aún más la velocidad. Algo así solo lo había visto en las autopistas italianas. Resulta delirante ver colas interminables de vehículos intentando incorporarse, con autobuses urbanos y camiones de reparto incluidos, que no pueden dar tanta candela para entar.

La solución cuesta dinero y es liberar el peaje de la autopista de peaje o bien bajar las tarifas hasta hacerlas suficientemente populares. Personalmente me quedé de piedra al pagar 7.50 euros y ver que mi dinero no valía para llegar a Estepona sino que había nuevos peajes posteriores, lo que me hizo volver a la opción gratuita. Menos mal que iba de turista y sin prisa, porque los locales deben acabar locos.

Por lo visto está en estudio la prolongación del ferrocarril hasta Marbella pero eso no es solución, ya que la vía pasa lejos de los núcleos de población en varios casos.

Sirva el post como aviso a navegantes.Yo no sabía nada y si lo sé no vuelvo a pagar tal clavada.

viernes, 1 de agosto de 2014

NUEVA AUTOPISTA DE PEAJE ENTRE BAYONNE Y BURDEOS. UN INFIERNO CON LLUVIA.

Lo ideal es hablar con conocimiento de causa y ya me temía que la transformación en autopista iba a tener algún inconveniente aparte de pagar 7 euros por un tramo que antes era gratuito y que no tiene alternativa por otra carretera convencional. 

Después de pagar tres pequeños peajes sucesivos entre Irún y Bayona, la autopista muestra su nueva cara con tres carriles por sentido y la posibilidad de que los camiones puedan adelantarse entre ellos. La velocidad sube a los 130 km/h y los 110 km/h ya son historia,pero no todo son alegrías precisamente. 

Lo habitual en las autopistas francesas es que la lluvia las convierta en un infierno absoluto, donde con la menor precipitación el agua queda retenida en la calzada y proyectada hacia todos los vehículos gracias a los neumáticos de los que los preceden. Con una ligera lluvia ya no se ve un pimiento y en caso de fuerte precipitación la autovía se convierte en un embalse que raramente drena o echa fuera el agua. Para eso se pone la limitación a 110 km/h en caso de lluvia, que resulta claramente insuficiente si se quiere garantizar la seguridad.

La alegría se acaba pronto y según nos aproximamos a Burdeos la autopista A-63 retorna a los dos carriles tradicionales en una zona con tráfico denso y en un tramo común a la autopista que lleva a Arcachón. Si vamos en dirección España los tres carriles también terminan cerca de Bayonne, justo donde hay más coches circulando. En la circunvalación por el oeste se está añadiendo un tercer carril para agilizar el tráfico.

Por cierto que hay algún radar colocado expresamente para pillar a despistados en rectas infinitas que de pronto exhiben una limitación a 110 km/h prácticamente sin ningún margen para reducir la velocidad.

Durante el mismo día que hice el viaje por esta ruta también recorrí la A-8 entre Cantabria y Asturias, comprobando que si diluvia la carretera parece seca y toda el agua que cae no es problema para el limpiaparabrisas. Las autopistas españolas superan en este aspecto a todas las francesas que he conocido. Lo gracioso es que si miras de frente conduciendo parece que están cayendo chuzos de punta y basta mirar por la ventanilla para comprobar que prácticamente no llueve.

Para el que hace el viaje Irún-Burdeos los dos nuevos puntos de peaje funcionan sin ticket, al igual que ocurre con los tres tradicionales, tal y como ocurre en algunas autopistas españolas como la AP-9.