sábado, 30 de enero de 2010

ESTRENANDO NEUMÁTICOS DE INVIERNO


Ya me han dicho unos cuantos que debería haber comprado los neumáticos de invierno en octubre y no en enero, pero es que me costó decidirme. Después de las nevadas de enero las carreteras han quedado dañadas y cada vez hay más charcos cuando llueve. Tengo que hacer 180 kilómetros de lunes a jueves y a las 7 de la mañana las temperaturas son muy bajas. Así que me he lanzado a comprar unos Vredestein Snowtrac y los he instalado en un Opel Astra. Ya tenía que cambiar las cubiertas traseras y aproveché la circunstancia. Por cierto que las delanteras las había comprado de ocasión y con muy buen resultado.

Para encontar un buen precio hay que pasar por varios talleres especializados y pedir presupuestos. Luego compararemos siempre con las tiendas que venden neumáticos por internet y será el momento de escoger. Los garages te incluyen el montaje y el equilibrado en el precio. Las webs especializadas se limitan a enviarte los neumáticos a domicilio o al taller que prefieras y habrá que añadir el gasto de la instalación. Hay un caso intermedio que es el de http://www.ineumaticos.es/, que da el precio final en el presupuesto porque tienen un equipo de instaladores a domicilio, aunque no en todas las provincias y generalmente hay que ir al taller concertado donde no nos cobrarán nada por el servicio. Un sistema como ese va muy bien para que te cambien las ruedas mientras trabajas y así no pierdes tiempo.

Cuando el repartidor de Seur llegó a casa a traerme las ruedas aprovechó para preguntarme a qué empresa se las compraba. Me dijo que se había pasado la semana entregando ruedas a particulares. Le conté que las mías eran de http://www.neumaticos-online.com/ pero que había otras posibilidades de adquisición. No hay más que visitar las webs pertinentes y buscar presupuesto.
Encontrar muy buenos precios es sencillo. No obstante hay que sumar el coste del cambio. Las ruedas me salieron a 93 euros cada una y son de una marca de alta gama. En el taller pagué 54 euros por cambiar las cuatro y me llevé al trastero las viejas, que todavía están útiles; lo mejor sería encontrar ahora unas llantas para ellas, de modo que pueda cambiarlas con más comodidad.

Espero notar la diferencia a partir de ahora. Vivo en Asturias y aquí no es que haga demasiado frío pero sí llueve con mucha frecuencia y las mañanas son frescas. Me interesaba obtener un plus de seguridad en pisos deteriorados o con malas condiciones atmosféricas.

Finalmente comentar que las ruedas de invierno no son un gasto extra porque mientras las usas las de verano descansan. Cada vez se venden más y creo que he hecho una buena inversión. Poco más de 400 euros en optimizar la seguridad no es dinero cuando las diferencias en la frenada y el agarre pueden salvar la vida.

Al parecer durante la nevada de enero en Oviedo hubo numerosos automovilistas que se empeñaron en que sus coches se comportaran igual que si no pasara nada, con resultados catastróficos para muchos; no vale con ir despacio porque si la rueda no agarra bien no hay nada que hacer. Lo mejor es evitar los desplazamientos de ocio prescindibles y aguantarse un poco, porque incluso con las mejores medidas de seguridad hay que compartir la vía con los que no las tienen. Puede ir mirando precios pulsando sobre la imagen de abajo.

No hay comentarios: