miércoles, 14 de mayo de 2014

AUTOPISTAS ALEMANAS SIN LÍMITE DE VELOCIDAD (NO TODAS Y NO SIEMPRE)



La señal que vemos arriba indica el fin del límite de velocidad y el comienzo de la libertad total para pisar el acelerador al máximo. Esas cosas sólo pasan en Alemania.

Como me gusta escribir únicamente con conocimiento de causa, he aprovechado un viaje por Alemania para experimentar sus famosas autopistas. Existen numerosas restricciones y limitaciones a 120 km/h y también a menos, pero también abundantes tramos de velocidad libre. Por lo visto no existe más tasa de accidentalidad y me temo que eso se debe a que los alemanes son muy buenos conduciendo.

Desgraciadamente la intensidad del tráfico es bastante pastosa y espesa, de modo que frecuentemente se circula con los dos carriles ocupados a tope y con frecuentes retenciones provocadas por los adelantamientos de camiones a otros vehículos de gran tonelaje y a autocaravas. En zonas alejadas de ciudades hay casi tanto tráfico como en nuestras circunvalaciones urbanas más frecuentadas. Ya me habían avisado y eso fue lo que encontré.

En algunos de los tramos sin limitación circulé un ratito a 150 km/h sin problemas y en ocasiones iba creando caravana a 130 km/h por el carril derecho, pero nadie te da luces ni te pita y todos respetan que vayas como te apetezca. Enseguida me di cuenta de que aunque vayas a 160 km/h durante 20 kilómetros, enseguida atrapas la siguiente retención y pasas otros 20 kilómetros a 100 km/h, mientras todo el mundo va ocupando su lugar; lo ideal hubiera sido un recorrido de tres carriles pero anduve por zonas donde sólo había dos.

Los entendidos en el tema comentan que hay que hilar muy fino para adelantar a 200 km/h cuando a lo mejor viene adelantando otro coche a 250 km/h. El caso es que la gente reduce y luego recupera sin dificultad.

Mi opinión personal es que la velocidad libre resulta poco ecológica por el incremento de los consumos, pero no estamos para dar lecciones de Ecología a los alemanes. Considero que en España deberían ir implantándose algunos tramos de alta velocidad o incluso velocidad libre, más que nada para que la gente disfrute un poco, pero con muchas condiciones. Lo mejor sería regular la velocidad máxima en función de las circunstancias. No es lo mismo bajar el Huerna desde León a Oviedo que alcanzar Burgos desde León y sin embargo el límite es igual. No digamos ya Despeñaperros.

Eso sí, creo que actualmente en España se circula generalmente al límite de la velocidad legal y parece que los 120 km/h en autopista son obligatorios. Últimamente prefiero moverme entre los 100 y 110 km/h por el ahorro de consumo y el incremento de la seguridad, pero temo ir estorbando en ciertos tramos.

A los amantes de la velocidad en el coche siempre les quedará Alemania, aunque ya hay estados que van bajando los límites. Eso sí, que nadie se haga ilusiones de medias de 200 km/h sino como mucho de tramos de velocidad punta muy elevada, ya que el promedio forzosamente no puede ser escandaloso, a pesar que que la velocidad media llega fácilmente a los 135 km/h, con perfiles generalmente muy favorables.

No hay comentarios: