miércoles, 22 de agosto de 2007

EL TGV FRANCÉS SIGUE ARRASANDO

A pesar de que llevan muchos años dándonos la brasa con eso de que los trenes del futuro levitarán, de momento el ferrocarril convencional sobre railes y bajo catenaria es lo que mejor funciona. Monorrailes por ahí hay muchos pero prácticamente convertidos en atracciones de feria. El tren de siempre sigue triunfando.

Los franceses llevan muchos años con trenes de alta velocidad en explotación y del tema saben una burrada. Además es posible viajar a precios competitivos reservando con antelación. Ahora han vuelto a batir records poniendo un tren a casi 575 km/h. El tren ha circulado a esta velocidad durante 3 km, lo que en tiempo es poca cosa pero sirve para dejar el pabellón bien alto. En Francia retransmiten estas cosas por la tele para deleite y orgullo patriótico. Por cierto que el tren desarrollaba una potencia de 25.000 caballos.

Los TGV pueden circular por vías de alta velocidad y también por las convencionales, cosa que no pasa en España, donde el Talgo o el Alvia se encargan de esas cosas. Para los que no estén en el ajo, es conveniente saber que las velocidades comerciales a las que se circula normalmente no superan los 300 km/h. En cuanto haces una parada se baja la media una barbaridad y estas marcas excepcionales son útiles para publicitar el producto.

Ya hace tiempo que el TGV cruzó el país de norte a sur en tres horas. Puedo hablar con conocimiento porque hasta ahora he viajado por las líneas Lyon-París y París-Le Mans. Los trenes no son precisamente cómodos pero por lo menos son más abundantes que en España.
Aquí dejo el video del récord para verlo en todo su esplendor.


No hay comentarios: