jueves, 18 de octubre de 2007

EL SEMÁFORO IMPOSIBLE


La rotonda mágica, de la que ya hemos hablado en este blog, es real y se utiliza todos los días. Pero el árbol del semáforo, del artista de Oxford Pierre Vivant, no es más que una escultura que en su día sustituyó a un árbol. O sea que el pánico no deberá cundir. La obra se halla en Canary Wharf, la zona de rascacielos de Londres. A esta parte de la ciudad se puede llegar en el Dockland Light Railway, un ferrocarril sobreelevado y panorámico.

No hay comentarios: