lunes, 19 de noviembre de 2007

IDEAS PARA AHORRAR COMBUSTIBLE EN EL COCHE

En una semana el diesel ha subido un 7% de media. Hace menos de un mes que reposté en la provincia de León a 0.99 y a los quince días me salió el litro por 1.07 en Asturias, donde ya era más caro que en Castilla y León pero no tanto. El último repostaje lo hice en Carrefour mostrando mi tarjeta de cliente y la cosa se quedó en 1.01, como gran chollete.

Aún así tenemos los combustibles más baratos de Europa. En Portugal pagan mucho más y tienen menores ingresos. Lo curioso es que en Francia ya haya supermercados donde el diesel es más baratos que en España.

Para empezar podemos ver una lista de las gasolineras más baratas en este enlace oficial.

Además de los típicos y tradicionales consejos sobre llevar los neumáticos con la presión adecuada y el uso de las marchas, aquí va una serie de recomendaciones de cosecha propia.

1. En recorridos rutinarios diarios es recomendable salir entre cinco y quince minutos antes y circular a velocidades más moderadas, con marchas largas y disfrutando del tiempo que sobra. De hecho estoy haciendo viajes de 89 y 70 km con velocidad prefijada de 110 km/h en autovía y 90 en carretera nacional. Unos minutos de viaje extra (pocos) y el consumo baja que se mata. Con velocidades inferiores a 100 km/h se disuelven las congestiones y hay menos accidentes. En el viaje de vuelta tardaremos un pelín más pero llegaremos relajados.

2. Si es posible, ir de vez en cuando en transporte público al trabajo, por ejemplo una vez a la semana. Ya sabemos que no todo el mundo puede pero quizás usted sí y todavía no lo ha probado. Para los viajeros frecuentes sale muy a cuenta. Por ejemplo, en Asturias y con el billete único el viaje desde Cangas de Onís a Oviedo sale por 2 euros y son 70 km, que si el coche es usado por una sola persona hace ridículamente caro el automóvil.

3. Consiga las tarjetas de descuento de las gasolineras, como la Solred, o bien las de los hipermercados, como Alcampo o Carrefour. Tendrá unos euros de ahorro en cada depósito.

4. No hace falta ir acelerando todo el tiempo. Se puede aprovechar la inercia y evitaremos contínuas frenadas. No es cuestión de bajar las cuestas en punto muerto pero sí sin prisa.

5. Además de evitar el uso del aire acondicionado, circular con ventanillas subidas, acelerar gradualmente, repostar de noche o muy temprano, lo más importante es ser constante en los buenos hábitos de conducción económica.

Para rematar la faena añadimos un enlace con trucos para consumir menos y otro muy interesante sobre leyendas urbanas de la automoción.

No hay comentarios: