martes, 29 de abril de 2008

LOS SERVICIOS AVANT DE RENFE. CERCANÍAS DE ALTA VELOCIDAD.

Las cosas han cambiado mucho durante los últimos decenios en Renfe. No todas para bien pero sí la gran mayoría para mejor. Uno de los buenos ejemplos de servicio público ferroviario lo tenemos en los denominados trenes Avant, que funcionan en régimen de lanzadera y se encargan de realizar recorridos sin paradas en las líneas de alta velocidad en parte del trayecto, concretamente entre las cabeceras de las líneas y las poblaciones importantes que queden a distancias inferiores a los 90 minutos. Se trata, pues, de un auténtico servicio de cercanías a alta velocidad.

La cosa empezó hace ya bastante con los trenes entre Madrid-Ciudad Real-Puertollano, aprovechando la línea de Sevilla y compensando a las ciudades por la pérdida de una línea directa que se usó para la construcción del AVE. Luego vino el resto, es decir, Madrid-Toledo, Málaga-Córdoba-Sevilla, Zaragoza-Calatayud, Zaragoza-Huesca, Madrid-Segovia y la más reciente unión entre Lleida y Barcelona pasando por Tarragona.

El servicio se presta con trenes veloces y sin refinamientos de confort, puesto que lo se pretende llevar a mucha gente al trabajo a buen precio. Las tarifas no son malas para la ida y vuelta en el día pero van mejor para los que sacan abonos. Curiosamente ahora se puede llegar antes al centro de Barcelona desde Lleida capital que desde muchos puntos de la propia ciudad y no digamos de la conurbación metropolitana, lo que también es aplicable al producto Madrid-Segovia.

Como es costumbre al hablar de Renfe, no pongo ni nada, que su departamento de prensa ignora a este blog y no atiende sus solicitudes de información.

No hay comentarios: