martes, 16 de diciembre de 2008

TRENES CALLEJEROS

No se trata de tranvías sino de auténticos trenes circulando por las calles de ciudades y compartiendo plataforma con vehículos de carretera. Ya he publicado algunos artículos sobre estos casos tan peculiares y que se dan en sitios tan distantes entre sí com Estados Unidos y Suiza.

El primero de los ejemplos lo tenemos en Jack London Square, en la californiana ciudad de Oakland. Por lo visto se trata de uno de los puntos de observación de trenes más populares de los USA. Atención al desmesurado gálibo de los trenes, mucho mayor que el de los europeos. Al parecer hay de vez en cuando accidentes al golpear los coches por detrás al tren, en lugar de los previsibles por delante.



En Japón también se pueden encontrar cosas muy extrañas como la que veremos a continuación. Un tren no sólo circula por la calle sino que tiene que ceder el paso a otro. La máquina de vapor que vemos en realidad es una diesel con aspecto antiguo.



En la ciudad de Coimbra, en Portugal, una única vez al día hay un tren que cruza la ciudad desde la estación Coimbra A hasta Coimbra Parque. Sucede sobre las cinco de la mañana y hay madrugar para ver el espectáculo.



También en los USA, concretamente en Michigan City, el espectáculo continúa.



En general los habitantes de estos lugares saben perfectamente lo que puede pasar pero a los visitantes siempre les pilla de sorpresa.

En Rijeka, Croacia, también tienen sus trenes callejeros como el que vemos ahora.



A miles de kilómetros y en Tampa, Florida, tampoco se quedan cortos.



Y en el mismo continente se puede ver cómo los conductores no se animan a esperar que el tren pase. Estas cosas pasan en Augusta.

1 comentario:

Toni dijo...

Muy bueno. Realmente sorprendente.