sábado, 14 de mayo de 2011

EL BERNINA EXPRESS. JOYA FERROVIARIA.


Ya me gustaría escribir más artículos como éste sobre trenes de Suiza pero es el único que conozco y me ha dejado con ganas de más. Lo curioso es que la foto corresponde a la curva helicoidal de Brusio, en territorio italiano, pues el tren sale de la ciudad de Tirano.

Son 65 kilómetros que se recorren en dos horas y media llenas de emociones y sorpresas. El tren funciona sin cremallera y lleva composiciones extraordinariamente largas. Las subidas son increibles para un tren sin otro apoyo que su propia tracción para la subida, con rampas bestiales y curvas impensables. La vía es métrica. El tren alcanza una altitud de 2200 metros en el punto más alto. Todo el recorrido está salpicado de valles, glaciares, cascadas y cumbres, una absoluta delicia en términos paisajísticos. Sólamente conozco el tramo de Tirano a Poschiavo y me pareció soberbio.
La broma sale por unos 60 euros ida y vuelta, más otros 15 en concepto de plaza reservada. Los trenes son panorámicos. Sólo hay tres trenes al día en cada sentido y el último sale muy pronto. Lo mejor es salir de Tirano a las 8.50 o las 12.45, pudiendo regresar a las 11.45 o 15.40 si queremos pasar un rato en Saint Moritz, o bien pernoctar en esa ciudad. Saliendo de Saint Moritz hay trenes a las 9.41 y 11.45 que permiten volver en el día. La ciudad de Tirano está conectada por tren con Milán.
Se puede viajar gratuitamente con los pases de tren para Suiza pero pagando la reserva del viaje.

No hay comentarios: