viernes, 29 de agosto de 2008

LA NEVERA VIAJERA



Hasta ahora cuando me hablaban de neveras para coche siempre pensaba en la tradicional isotérmica en la cual había que introducir hielo para conservar los productos frescos.

Me encontraba en el sur de Francia, en la zona mediterránea, y quería llevar una buena cantidad de queso hasta Asturias, con el problema de que las temperaturas eran muy altas y el aire acondicionado no basta para mantener ese alimento en buen estado aunque se lleve en una bolsa para transporte de congelados. Todo ello sin tener en cuenta el tema de los olores.Pues allí mismo encontré la solución por 34 euros.

Se trata de una nevera para coche enchufable al mechero que reduce la temperatura ambiente hasta en 20 grados. Trae un adaptador para conectarla a la corriente de un enchufe doméstico y se va a convertir en compañera de mis viajes. No congela pero puede mantener muy bien los congelados desde el hipermercado a casa, del mismo modo que conserva frescos ciertos productos a los que no les conviene nada una temperatura inadecuada.

La principal utilidad es la de disponer siempre de bebidas frescas durante los viajes. Conviene introducirlas ya refrigeradas aunque la nevera se encarga de ir bajando su temperatura durante el recorrido. A la llegada podemos usarla como minibar en el hotel, ya que la subimos a la habitación y la mantenemos conectada todo el tiempo de forma que almacene productos de lo más variopinto, desde ensaladillas preparadas a postres lacteos e incluso un tetra-brick de leche.

La que aparece en la foto es del Lidl pero yo la compré en Carrefour. Obviamente ocupa espacio pero también da mucho servicio. Ahora sólo falta que inventen un microondas para coche, que para camión ya los hay. No es un milagro tecnológico porque no congela pero ayuda que se mata, sobre todo en largos recorridos. Resulta múy conveniente para llevar alimentos de bebés y todo lo que se nos ocurra, como por ejemplo una carga de helados entre supermercado y domicilio para que no lleguen hechos una sopa. El precio fue bajo y espero que dure años.

No está de más hacerse con una para lo que se presente, ya sean comidas campestres o desplazamientos de largo recorrido.

1 comentario:

Toni dijo...

Muy útil. Habrá que echarle un vistazo.