viernes, 25 de diciembre de 2009

ADIÓS AL TREN REGIONAL EN GALICIA.



Hubo un tiempo en el que el tren era para todos porque no había otra cosa. Luego fue para los pobres porque no había más remedio y ahora será para los ricos porque debe ser lo más rentable económicamente aunque no lo sea de modo social.


La construcción de la línea de alta velocidad entre Vigo y Coruña se realiza aprovechando los mejores tramos del trazado antiguo y construyendo otros nuevos. Una vez que los trenes van circulando por el trazado completamente nuevo, caso de Coruña-Santiago, se procede al levantamiento de la infraestructura vieja y al desmantelamiento completo, con retirada de vías. Numerosas estaciones de tren quedan ahora en tierra de nadie y los habitantes de las poblaciones se ven privados del servicio ferroviario.


Ahora el tren va mucho más recto y se detiene cada vez en menos estaciones. El panorama en un futuro muy cercano es la eliminación de todas las paradas ubicadas en poblaciones pequeñas y ello se consumará con el cambio de ancho de vía.


Curiosamente entre Coruña y Santiago los trenes ya circulan por un trazado optimizado de vía doble no electrificada y las mejoras se han notado ostensiblemente, con un tiempo de viaje de 35 minutos para los 67 km de distancia. Entre Coruña y Vigo los trenes diesel hacen el viaje en dos horas, media hora menos que hace un par de años. Está previsto que en 2012 el tiempo de viaje quede en 80 minutos.


Lo que en Galicia se está realizando deja con vida algunas estaciones pero extermina el servicio regional para siempre. No es ninguna novedad. El AVE Madrid-Sevilla utilizó en su momento la línea Madrid-Ciudad Real con lo que todas las poblaciones intermedias quedaron sin servicio de tren una vez se desmanteló la línea.

En cuestión de tres años en toda Galicia sólo habrá trenes de cercanías y regionales en la línea Ferrol-Ribadeo de FEVE.

A pesar de los esfuerzos de algunas asociaciones por salvar el tren convencional, la cosa no tiene muy buena pinta. Los viajeros perjudicados ni siquiera van a tener la opción de coger el autobús porque las poblaciones afectadas quedan muchas veces lejos de las carreteras generales.

La solución podría estar en la reclamación de los derechos adquiridos y argumentando los perjuicios producidos solicitando compensaciones.

A partir de ahora el tren va a ir muy rápido pero sin parar en los pueblos para que los habitantes urbanos puedan ganar tiempo a costa de los rurales.

1 comentario:

play_creole dijo...

Es cierto que la plataforma "Salva o Tren" lucha por un objetivo justo y lógico. Levantar las vías no parece razonable y aprovecharlas para que las poblaciones pequeñas tengan un servicio de cercanías (que nunca tuvieron)y así hacer sinergia con la AV es lo mejor.

Desde luego que así sería mucho mejor que un tren que tardaba un tercio más de lo que se tarda entre Vigo y Coruña por autopista, que además era caro y, por consiguiente, deficitario.

Si queremos apostar por una sociedad que se mueva en transporte público hemos de ofrecer servicios competitivos y desde luego que los servicios que ofrece Renfe son caros, caro el AVE pero caro también el regional de siempre, pero solo el primero capta usuarios, y no solo rentas altas.