miércoles, 9 de marzo de 2011

A 90 KM/H EN RECTA Y A 100 KM/H EN CURVA. INCREIBLE PERO CIERTO.

No tengo yo nada claro el tema. A alguien se le ha ocurrido la brillante idea de colocar señales que limitan la velocidad en tramos rectos y con posibilidad de adelantamiento, dentro de ciertos tramos de la nacional 634, la que une Donostia con Santiago de Compostela, concretamente entre Arriondas y Oviedo. Lo fascinante del tema es que una vez llegamos a la curva se vuelve al límite genérico de 100 km/h, incluso en curvas puñeteras como la conocida como "Taragañu". Por lo visto se trata de cazar conductores con prisa. Si el límite de una buena nacional es de 100 km/h y se puede llegar a los 120 km/h en el adelantamiento, de este modo no podemos pasar de 90 km/h de ninguna manera. Insisto en que lo sospechoso es que las señales se hayan colocado en los muy pocos lugares donde hay línea discontínua y generalmente en tramos de muy buena visibilidad. Si se tratara de mejorar la seguridad habría que indicar velocidades recomendadas para algunas curvas que obviamente no permiten ir a 100 km/h nada agusto.

El recorrido entre Arriondas y Oviedo tiene ahora menos carriles para vehículos lentos que nunca, más líneas contínuas que en cualquier otra época y ahora estas absurdas limitaciones, que son aún más chocantes si consideramos que las peores curvas no tienen limitación ni recomendación. Esta carretera requiere mejoras ostensibles porque soporta mucho tráfico y va siendo hora de que se gaste un poco de dinero en mejorar su trazado, con variantes en Sevares y Villamayor, por ejemplo. El desdoblamiento entre Lieres y Nava es necesario. También haría falta algún kilómetro de carril para lentos y alguna corrección de curvas. En algunos tramos se podría construir una nueva vía paralela a la ferroviaria. El recorrido entre Llovio y Lieres es de lo mejorcito que queda de la antigua carretera nacional, ahora sustituida por una autopista que va por la costa, pero no nos podemos conformar con cualquier cosa.

No hay comentarios: