domingo, 6 de marzo de 2011

OTRO HÍBRIDO ENTRE AUTOBÚS Y TREN. ADELAIDA. AUSTRALIA.

Cuando no hay dinero para una infraestructura ferroviaria convencional, tipo tren o tranvía, se recurre a estas cosas. Se trata de un sistema de guiado para autobuses que permite aumentar la velocidad y evitar otros vehículos en el carril, ya que la vía impide que puedan circular automóviles por ella. Por supuesto que el bus puede transitar fuera de su vía e incorporarse a la zona reservada cuando haga falta. Se ha pensado recurrir a un sistema como éste en Coimbra, donde se desmanteló un ferrocarril y ahora la ruina les impide reconstruirlo con los parámetros de modernidad que allí querían. Como curiosidad tiene su gracia, pero poco más. Si fuera la panacea ya lo hubieran aplicado en más sitios y eso no ha ocurrido.

No hay comentarios: