lunes, 5 de agosto de 2013

EL PARK AND RIDE DEBERÍA SER OBLIGATORIO EN CIUDADES DE MÁS DE 100.000 HABITANTES.

Mi experiencia viajera me dice que el sistema de utilizar el transporte público en grandes ciudades es lo más cómodo y práctico, además de barato.

Llegas a Estrasburgo, por ejemplo, dejas el coche en un parking gratuito y coges el tranvía para llegar al centro histórico. No gastas combustible, no tienes que ir mirando indicaciones y te ahorras los caros parkings del centro de la urbe.  Así de sencillo.

Una ciudad que cuida de sus habitantes y de sus visitantes implanta este sistema y se mejora la calidad de vida de todo el mundo. Se contamina menos y se circula mejor. Incluso se ahorra mucho tiempo.

Lo malo es que el servicio no siempre está disponible en los lugares donde más falta hace, caso de las ciudades turísticas. Para mejorar la situación se debería crear una iniciativa popular que obligara a legislar sobre el asunto, obligando a ciudades medianas y grandes a ofrecer el servicio. Por supuesto que en pequeñas capitales como Zamora o Soria no sería imprescindible pero en Gijón o Vigo haría mucha falta. 

Para acceder a lugares como Oviedo o Santander es cómodo usar los parkings de los centros comerciales cercanos y luego llegar a la capital en tren, justo en el cogollo del centro, pero eso lo sabemos únicamente los que vivimos cerca. Además el sistema resulta competitivo para una o dos personas pero no ya tanto para un coche completamente ocupado. En Burdeos le echan imaginación y por una única cuota de dos euros hay billete de ida y vuelta para todos los ocupantes del vehículo. Meter cinco mil coches al día menos en una ciudad tipo Burgos o Salamanca se nota a final de año. El transbordo puede hacerse a redes de cercanías ya existentes o a líneas creadas exprofeso. Si en zonas megaturísticas añadiéramos la posibilidad de entrar al casco histórico en autobuses eléctricos ya sería miel sobre hojuelas.

Ahí dejo la propuesta para debate. Creo que los ciudadanos de este milenio se merecen que alguien se preocupe por ellos pero yo no puedo tomar decisiones al respecto y quizás la inteligencia colectiva pueda hacer algo por el bien común.

No hay comentarios: