sábado, 2 de agosto de 2014

AUTOPISTA FUENGIROLA-MARBELLA, TARIFAS DISUASORIAS. AUTOVÍA GRATUITA ALTERNATIVA, UN PELIGRO PARA LOS QUE SE INCORPORAN.

La cosa podría ser peor y menos mal que estamos en España y no en Italia o Francia, donde una buena vía rápida en la costa mediterránea se paga a precio de oro sin otra opción decente.

La tarifa de verano hace que recorrer los 30 kilómetros existentes entre Fuengirola y Marbella cueste la friolera de 7 euros y medio, casi lo mismo que ir desde Bilbao a San Sebastián, con el triple de kilómetros. En temporada baja descienden los precios pero aún son caros. Y sí, hay una autovía gratis pero no como para tirar cohetes. Se trata de una nacional desdoblada y limitada a 80 km/h con una densidad de tráfico similar a la del Bulevar periférico de París; pero el problema no acaba ahí, ya que si haces el tramo de principio a fin no pasa nada pero si por casualidad tienes que salir y volver a entrar la cosa se pone muy complicada, dado que en la mayor parte de incorporaciones no existe el carril de aceleración y se parte directamente de un STOP que obliga a aceleraciones salvajes que no todos los coches ni conductores se pueden permitir, mientras los que circulan tampoco facilitan la maniobra, principalmente porque no pueden.

Lo peor del caso es que no hay modo de mejorar la A-7 sencillamente porque ya no hay más espacio. O se suprimen salidas y entradas o se reduce aún más la velocidad. Algo así solo lo había visto en las autopistas italianas. Resulta delirante ver colas interminables de vehículos intentando incorporarse, con autobuses urbanos y camiones de reparto incluidos, que no pueden dar tanta candela para entar.

La solución cuesta dinero y es liberar el peaje de la autopista de peaje o bien bajar las tarifas hasta hacerlas suficientemente populares. Personalmente me quedé de piedra al pagar 7.50 euros y ver que mi dinero no valía para llegar a Estepona sino que había nuevos peajes posteriores, lo que me hizo volver a la opción gratuita. Menos mal que iba de turista y sin prisa, porque los locales deben acabar locos.

Por lo visto está en estudio la prolongación del ferrocarril hasta Marbella pero eso no es solución, ya que la vía pasa lejos de los núcleos de población en varios casos.

Sirva el post como aviso a navegantes.Yo no sabía nada y si lo sé no vuelvo a pagar tal clavada.

viernes, 1 de agosto de 2014

NUEVA AUTOPISTA DE PEAJE ENTRE BAYONNE Y BURDEOS. UN INFIERNO CON LLUVIA.

Lo ideal es hablar con conocimiento de causa y ya me temía que la transformación en autopista iba a tener algún inconveniente aparte de pagar 7 euros por un tramo que antes era gratuito y que no tiene alternativa por otra carretera convencional. 

Después de pagar tres pequeños peajes sucesivos entre Irún y Bayona, la autopista muestra su nueva cara con tres carriles por sentido y la posibilidad de que los camiones puedan adelantarse entre ellos. La velocidad sube a los 130 km/h y los 110 km/h ya son historia,pero no todo son alegrías precisamente. 

Lo habitual en las autopistas francesas es que la lluvia las convierta en un infierno absoluto, donde con la menor precipitación el agua queda retenida en la calzada y proyectada hacia todos los vehículos gracias a los neumáticos de los que los preceden. Con una ligera lluvia ya no se ve un pimiento y en caso de fuerte precipitación la autovía se convierte en un embalse que raramente drena o echa fuera el agua. Para eso se pone la limitación a 110 km/h en caso de lluvia, que resulta claramente insuficiente si se quiere garantizar la seguridad.

La alegría se acaba pronto y según nos aproximamos a Burdeos la autopista A-63 retorna a los dos carriles tradicionales en una zona con tráfico denso y en un tramo común a la autopista que lleva a Arcachón. Si vamos en dirección España los tres carriles también terminan cerca de Bayonne, justo donde hay más coches circulando. En la circunvalación por el oeste se está añadiendo un tercer carril para agilizar el tráfico.

Por cierto que hay algún radar colocado expresamente para pillar a despistados en rectas infinitas que de pronto exhiben una limitación a 110 km/h prácticamente sin ningún margen para reducir la velocidad.

Durante el mismo día que hice el viaje por esta ruta también recorrí la A-8 entre Cantabria y Asturias, comprobando que si diluvia la carretera parece seca y toda el agua que cae no es problema para el limpiaparabrisas. Las autopistas españolas superan en este aspecto a todas las francesas que he conocido. Lo gracioso es que si miras de frente conduciendo parece que están cayendo chuzos de punta y basta mirar por la ventanilla para comprobar que prácticamente no llueve.

Para el que hace el viaje Irún-Burdeos los dos nuevos puntos de peaje funcionan sin ticket, al igual que ocurre con los tres tradicionales, tal y como ocurre en algunas autopistas españolas como la AP-9.

jueves, 15 de mayo de 2014

ROTONDING


Fue a finales de los 80 cuando descubrí que Francia estaba plagada de rotondas y me pareció que aquella era una buena idea. Posteriormente fue Portugal el país que adoptó masivamente ese sistema de distribución de tráfico y desde hace unos años España ya tiene muchas rotondas que han agilizado la circulación y reducido la siniestralidad. La que más me ha impresionado es la del Arco de Triunfo en París, con sus doce entradas y salidas y elevada tasa de accidentes al empeñarse los parisinos en circular por el centro como si fuera un cruce.

Llamaremos Rotonding al arte de la decoración de rotondas. En Francia y Portugal las hay preciosas. Mejor así que un simple círculo soso y sin gracia, aunque de vez en cuando el gusto no sea exquisito.
Parece que casi todo vale y aún nos queda mucho por ver. En Gijón hay una que incluso se usa de solarium.
El caso es sorprender. Por cierto que incluso vi una vez una excursión de jubilados merendando en una porque pensaban que era un área recreativa.

A ver quién da más. Ya va siendo hora de que alguien haga una web exclusiva sobre rotondas. De momento ya hay un blog específico que puede verse en este enlace, aunque la calidad de las fotos no vaya muy allá.

TOBOTRONC EN ANDORRA


Durante los últimos años los andorranos se han esforzado en diversificar su oferta turística, antaño basada únicamente en las compras y el esquí. Con Caldea, el centro termolúdico mayor del sur de Europa, se enriqueció el panorama turístico. Ahora llega el Tobotronc, un espectacular tobogan que se desciende en un trineo guiado a una velocidad máxima de 40 km/h, lo que con ciertas pendientes es mucho para el cuerpo. La atracción está pensada para los amantes de las emociones fuertes, al estilo de las montañas ruras pero integrada en el medio. El tobotronc está en la estación de esquí de La Rabassa, junto a Sant Julià de Loria. el recorrido es de unos 5 km y se hace en unos 8 minutejos, ideal para descargar adrenalina.

El tobogán pertenece al parque recreativo Naturlandia, cuya web no va muy allá, que digamos. Lo mejor será echar una ojeada al video para hacernos una idea.



TRANSATACAMA. EL TREN DEL DESIERTO EN CHILE.

El Transatacama es un tren recién inaugurado que sale de la ciudad Chilena de Iquique para adentrarse en el desierto más árido del mundo, es decir, el de Atacama. El viaje en tren es de sólo 100 kilómetros y se complementa con traslados en autobús para las visitas más interesantes del recorrido.

Lo malo es que el precio ronda los 170 dólares norteamericanos, o sea, unos 150 eurazos del ala, que no es moco de pavo. No sé qué pasa con estos trenes tan chulos, que tienen tarifas muy elevadas para los turistas y no digamos ya para los naturales de la zona. La excursión lo incluye todo, desde la recogida en el hotel hasta el regreso con comidas, aperitivos, guías y espectáculos. En Feve hay rutas por 50 euros y aunque no sean tan espectaculares, también te divierten un día entero.

Por lo que se ve en el video, la ruta es de lo mejorcito a nivel mundial, pero el precio anda un poco desorbitado, sobre todo si tenemos en cuenta que en Suiza por ese precio pueden hacer el Bernina Express dos adultos y un niño, con libre circulación por la red de vía métrica de los ferrocarriles réticos. Por cierto que el tren chileno en cuestión circula por vía estrecha, lo que allí denominan como trocha angosta, cosa no tan perceptible a primera vista después de ver la enormidad de la locomotora diesel que lo remolca, mayor aún que las de Túnez y con un genuino sabor estadounidense.

El video no tiene desperdicio y sin duda es uno de esos trenes que hacen grande al ferrocarril. Lástima que viajar a Chile desde España salga tan caro.

Toda la información detallada en http://www.transatacama.com

miércoles, 14 de mayo de 2014

¿QUÉ FUE DE LOS HOVERCRAFT?

No siempre lo más rápido es lo más rentable y los Hovercraft fueron víctimas de los incrementos en el precio del combustible. Ese medio de transporte marítimo futurista tuvo su época dorada desde finales de los años 60 hasta el final del segundo milenio y sobre todo en la ruta del Canal de la Mancha, desde Calais a Dover. Con espectaculares tiempos de recorrido de sólo 22 minutos en algunos casos y 35 minutos de media, esos aerodeslizadores unían Francia e Inglaterra de modo muy ágil y espectacular.

Desde hace algunos años los Seacat se encargan de las travesías más rápidas y el tiempo de viaje ha subido a los 45 minutos. No es más veloz pero sí más barato y eso es muy importante. También el Concorde unía Europa con América en tres horas pero a costa de un derroche bestial de combustible y hoy en día hay que resignarse a que el viaje sea más lento pero con billetes asequibles.

Los hovercraft sobreviven en algunas rutas pero no son competitivos.

Aquí dejo un video que muestra cómo se movían estos aparatos. Puede que algún día vuelvan. Lo que un día fue tan atrevido hoy resulta antiguo.


AUTOPISTAS ALEMANAS SIN LÍMITE DE VELOCIDAD (NO TODAS Y NO SIEMPRE)



La señal que vemos arriba indica el fin del límite de velocidad y el comienzo de la libertad total para pisar el acelerador al máximo. Esas cosas sólo pasan en Alemania.

Como me gusta escribir únicamente con conocimiento de causa, he aprovechado un viaje por Alemania para experimentar sus famosas autopistas. Existen numerosas restricciones y limitaciones a 120 km/h y también a menos, pero también abundantes tramos de velocidad libre. Por lo visto no existe más tasa de accidentalidad y me temo que eso se debe a que los alemanes son muy buenos conduciendo.

Desgraciadamente la intensidad del tráfico es bastante pastosa y espesa, de modo que frecuentemente se circula con los dos carriles ocupados a tope y con frecuentes retenciones provocadas por los adelantamientos de camiones a otros vehículos de gran tonelaje y a autocaravas. En zonas alejadas de ciudades hay casi tanto tráfico como en nuestras circunvalaciones urbanas más frecuentadas. Ya me habían avisado y eso fue lo que encontré.

En algunos de los tramos sin limitación circulé un ratito a 150 km/h sin problemas y en ocasiones iba creando caravana a 130 km/h por el carril derecho, pero nadie te da luces ni te pita y todos respetan que vayas como te apetezca. Enseguida me di cuenta de que aunque vayas a 160 km/h durante 20 kilómetros, enseguida atrapas la siguiente retención y pasas otros 20 kilómetros a 100 km/h, mientras todo el mundo va ocupando su lugar; lo ideal hubiera sido un recorrido de tres carriles pero anduve por zonas donde sólo había dos.

Los entendidos en el tema comentan que hay que hilar muy fino para adelantar a 200 km/h cuando a lo mejor viene adelantando otro coche a 250 km/h. El caso es que la gente reduce y luego recupera sin dificultad.

Mi opinión personal es que la velocidad libre resulta poco ecológica por el incremento de los consumos, pero no estamos para dar lecciones de Ecología a los alemanes. Considero que en España deberían ir implantándose algunos tramos de alta velocidad o incluso velocidad libre, más que nada para que la gente disfrute un poco, pero con muchas condiciones. Lo mejor sería regular la velocidad máxima en función de las circunstancias. No es lo mismo bajar el Huerna desde León a Oviedo que alcanzar Burgos desde León y sin embargo el límite es igual. No digamos ya Despeñaperros.

Eso sí, creo que actualmente en España se circula generalmente al límite de la velocidad legal y parece que los 120 km/h en autopista son obligatorios. Últimamente prefiero moverme entre los 100 y 110 km/h por el ahorro de consumo y el incremento de la seguridad, pero temo ir estorbando en ciertos tramos.

A los amantes de la velocidad en el coche siempre les quedará Alemania, aunque ya hay estados que van bajando los límites. Eso sí, que nadie se haga ilusiones de medias de 200 km/h sino como mucho de tramos de velocidad punta muy elevada, ya que el promedio forzosamente no puede ser escandaloso, a pesar que que la velocidad media llega fácilmente a los 135 km/h, con perfiles generalmente muy favorables.

¿CONDUCIR POR LA IZQUIERDA O POR LA DERECHA?

Aunque los políticos que triunfan suelen andar por el centro, para los coches hay que elegir lado por motivos obvios. Vía http://www.microsiervos.com/ me entero de la existencia de este bonito mapa que indica por dónde se circula en todo el globo.


Azul Oscuro: por la izquierda.

Violeta: solían conducir sin orden estatal establecido. Posteriormente adoptaron circular por la derecha (caso de España).

Rojo claro: solían conducir por la izquierda, ahora conducen por la derecha.

Rojo oscuro: por la derecha de toda la vida.

Hay más informaciones sobre el tema en Microsiervos pero lo que cuentan sobre los trenes es falso porque suelen circular por la izquierda.

El mapa original está en http://strangemaps.wordpress.com/2007/02/14/203/, donde hay otros interesantísimos mapas.

Lo de que los coches vayan por la izquierda produce situaciones incómodas cuando viajamos a Inglaterra y tenemos que ir mirando las famosas indicaciones de "look left" y "look right", a pesar de lo cual no solemos fiarnos gran cosa porque la costumbre manda mucho y al final miramos a ambos lados antes de cruzar.

Por lo visto te acabas acostumbrando mejor a circular por el lado izquierdo que a tener la palanca de cambios en ese mismo lado...

CARRETERAS DE SUIZA

Acabo de regresar de vacaciones y me gustaría hacer unos comentarios que pueden ser de interés para el viajero que quiera conocer la famosa Confederación Helvética.

Fuera de tópicos sobre la calidad de los relojes y los chocolates o la puntualidad de los trenes, lo cierto es que la red de carreteras suiza no está como para tirar cohetes precisamente. Una vez llegamos al país adquirimos la viñeta que permite circular libremente por las autopistas durante todo un año, al precio de 3o euros aproximadamente. No obstante, no se trata de vías como las que conocemos sino más bien autovías con un arcén muy escaso y plagadas de limitaciones que impiden circular a 120 km/h. En cuanto la orografía se complica estas infraestructuras se convierten en vías rápidas de un carril por sentido. Podría servir la excusa de que se trata de un país montañoso pero incluso en zonas llanas hay numerosas reducciones de velocidad y una señalización no demasiado lograda. Lo grave es que en una ciudad como Zurich no exista una circunvalación decente y para unir dos tramos de autopista haya que circular por el puñetero medio de la ciudad con indicaciones de penosa visibilidad.

En cuanto a las llamadas carreteras nacionales, son como las secundarias de aquí. Numerosas carreteras de montaña exhiben un mantenimiento flojillo, llenas de parches y repegones, sin quitamiedos en casi todo el recorrido (si te sales, te vas al cuerno), línea discontínua en todo el trayecto y carencia absoluta de señalización de curvas y limitaciones, lo que provoca que el conductor vaya a bulto todo el tiempo.

Lo más curioso es que en gran número de poblaciones pequeñas sea imposible cruzarse con otro vehículo en ciertos tramos sin que se nos indique previamente que eso va a ocurrir y sin señales que marquen prioridades; sencillamente te encuentras con otro coche de frente y el más rápido pasa primero.

Poblaciones como Davos o Saint Moritz tienen unos accesos deprimentes y de trazados muy anticuados, tanto como para haber prohibido el paso de ciclistas por sus carreteras por motivos obvios.

Por cierto que aproveché para visitar un trozo de Austria y aquello es otra cosa muy diferente, con estándares de calidad muy dignos y parecidos a lo que aquí encontramos.

El viajero que desée viajar con su coche por Suiza deberá tener en cuenta que aunque haya muchos controles de velocidad, todo el mundo sistemáticamente supera los límites de velocidad establecidos y encima se te pega detrás si los vas respetando, acompañando el adelantamiento con una pitada. En ciudad se conduce con prudencia pero fuera de ella la gente anda algo azotada. Si a ello añadimos que los conductore suizos prefieren pegarse al centro de la carretera, cruzarse puede ser algo complicado en tramos estrechos.

En resumidas cuentas, que no sé de qué nos quejamos en España. Que conste que vivo en una zona de orografía muy abrupta y que creo que tenemos una buena red de carreteras bien señalizadas y mantenidas en comparación con la suiza. Podemos estar orgullosos porque en cuestión de carreteras viajar a Suiza es ir al pasado y entrar en Portugal es llegar al futuro.

EN TREN POR ARGENTINA



Hay que ser muy aficionado a los trenes para utilizar el servicio ferroviario de larga distancia en Argentina. Los locales no lo consideran un sistema de transporte competitivo y es normal, porque las compañías de autobuses como Flechabus ofrecen un producto muy bueno aunque no barato.

Tardar el doble que en el bus no es un buen inicio aunque el billete cueste la cuarta parte. El famoso tren Rayo de Sol cubre los 651 km entre Buenos Aires y Córdoba en 14 horas, con pocas paradas y a la velocidad del Tren de La Robla entre León y Bilbao. Este tren fue en su tiempo una auténtica joya y para eso hay que ver el siguiente vídeo de lo que era en su momento.




Ahora mismo el servicio lo ofrece la compañía Ferrocentral , que también tiene servicios desde Buenos Aires a Tucumán, en un viaje de 24 horas para recorrer poco más de mil kilómetros, digamos que el cuádruple de tiempo que el AVE entre Barcelona y Málaga para la misma distancia.

En Córdoba tenemos la opción de conocer el tren de las Sierras, un ferrocarril de vía métrica recientemente recuperado que promete una excursión interesante. Tiene buen aspecto y eso se puede ver en el siguiente video.



A ver si un año de estos puedo acercarme a Argentina, que tengo familia por ahí. Lo malo es que los billetes de avión cuestan una fortuna y los hoteles tampoco andan nada baratos que se diga.

Toda la información sobre horarios y rutas en
http://www.sateliteferroviario.com.ar/horarios/

POR CARRETERAS SECUNDARIAS


Hace treinta años no hubiera dicho lo mismo que voy a contar ahora y los motivos son obvios.

En la España de los 70 los desplazamientos interprovinciales llegaban a convertirse en un suplicio y no digamos nada los interregionales o los de costa a costa. Recuerdo que el Seat 600 se calentaba tanto que había que llevar una garrafa de agua a bordo o bien saber dónde repostarla porque las subidas a los puertos de montaña se hacían eternas. Hoy en día tenemos una red de autopistas que nos hacen el viaje más veloz y es ahora cuando precisamente podemos permitirnos el lujo de no tener prisa y viajar por placer. Claro que en no pocas ocasiones las carreteras secundarias y las viejas nacionales son la única manera de acercarse a muchos rincones que se hallan muy lejos de las rutas principales.

Las autopistas y autovías tienen una ventaja evidente y es la elevada velocidad media, amén de la seguridad. Lo malo es que a veces hay que pagar y la alternativa gratuita duplica el tiempo de recorrido.

El post de hoy va dedicado a todas esas rutas que se han convertido en poco frecuentadas. Así que voy a mencionar algunas de las ventajas que tiene eso de invertir un poco más de tiempo en el viaje a cambio de que nuestros ojos se llenen de paisajes humanos. Por supuesto que si tenemos que ir de Jaen a Gijón o desde Badajoz a Valencia en el día no conviene perder el tiempo a lo tonto pero hay recorridos que piden a gritos una etapa intermedia para disfrutar del coche y de la ruta. Ojo porque en muchos casos lo que se ahorra en peajes paga la cena y hasta el hotel y el día siguiente llegamos a destino más descansados.

En las nacionales y en las secundarias nos encontraremos con cosas como éstas:

-Puedes dar la vuelta casi cuando quieras y sin esperar a la siguiente salida, que a lo mejor se encuentra a 30 km.

-Si no llevas a nadie detrás puedes ir despacio para apreciar mejor las vistas.

-Hay muchos sitios para tomar algo o comer y a precios normales, no como en las áreas de servicio.

-La gasolina es siempre más barata que en autopistas y autovías.

-Pasas por pueblos muy chulos y puedes hacer compras de productos típicos, ir a la farmacia, al centro de salud o comprar el pan.

-Ahorras combustible porque vas a menores velocidades. Se gasta un 30% menos.

-Descubres sitios que no sabías ni que existían.

-Si quieres detenerte a ver el panorama, hay miradores y lugares donde aparcar, descansar y seguir ruta.

-En caso de avería no corres graves riesgos al bajarte del coche.

-A veces se recortan las distancias porque las autovías dan grandes rodeos.

De niño los viajes en coche eran todo un ritual que incluía la adquisición de pan en un pueblo, chorizos en otro, queso unos cuantos kilómetros más allá, dulces típicos a mitad del camino y siesta en un pinar de Castilla, por no hablar de los cocidos de tal o cual pueblo. Eso eran viajes y no lo de ahora, que son sólo desplazamientos sin encanto ni gracia, puro transporte sin poesía.

Este verano tengo previsto hacer la ruta entre Zaragoza y Vinaroz pasando por Morella y espero que la experiencia sea agradable.

Recordemos que nuestros viajes por nacionales por secundarias son más ecológicos y amigables con el medio ambiente, aparte de que ayudan a la economía de las zonas que atraviesan y también a la nuestra.

miércoles, 7 de mayo de 2014

NAVEGANDO POR CASTILLA


Hoy en día los barcos que navegan por el Duero desde Oporto llegan a la provincia de Salamanca y se trata de grandes embarcaciones, mucho mayores que el barco Antonio de Ulloa que hace un recorrido turístico por el Castilla con salida desde Medina de Rioseco, interesante población vallisoletana enclavada en la carretera nacional que une la capital de la provincia con León.

Se trata de una iniciativa que pretende proporcionar al turista nuevos atractivos. Navegar en plena Castilla tiene su morbo y la obra del Canal es todo un momumento en sí misma, aunque nunca se llegaran a conseguir los objetivos que se deseaban con su construcción.

Copio y pego los horarios oficiales de las rutas.

DE MAYO A SEPTIEMBRE

VIAJES DE UNA HORA. DIARIOS EXCEPTO LUNES.

11:00, 12:30 17:00 Y 18:15 h

(Jueves, Sábado y Domingo no hay viaje a las 12:30 h salvo si no se efectúa el viaje a la esclusa)

VIAJES A LA ESCLUSA (2 Horas y media):
JUEVES/ SÁBADOS Y DOMINGOS 11:00 h (Los viajes a la esclusa salen con un mínimo de 20 personas)


HORARIO DE SEPTIEMBRE A MARZO
De martes a domingo y festivos: salidas a las 11:00 horas / 12:30 horas / 17:00 horas
VIAJES ESPECIALES A ESCLUSA SEPTIMA
Jueves y Sábados a las 11:00 horas

PRECIOS

Adultos viaje corto: 3'5

€Adulto viaje largo: 6

€Niños viaje corto: 2'5

€Niños viaje largo: 4 €
En Medina de Rioseco hay un interesante casco antiguo y junto a la dársena donde se aborda el barco tenemos un bonito jardín botánico que merece una visita.
Información más detallada sobre el Canal la tenemos en este enlace. No es como el Canal du Midi francés pero mola.

EL CURIOSO MONORRAIL COLGANTE DE WUPPERTAL.

Wuppertal está en Alemania y tiene uno de esos medios de transporte que justifican que se suba uno en él aunque sólo sea por probarlo, porque parece una atracción de feria.

Se trata de una línea de 13 km que se recorre en media hora. Los trenes tienen una velocidad máxima de 60 km/hora y la media es baja porque hay muchas paradas. Lo curioso es que en la mayor parte del recorrido el tren circula sobre el rio.
Siempre nos han tratado de vender los monorrailes como vehículos del futuro pero de momento el sistema tradicional de traviesas con railes sobre balasto parece que tiene todavía muchos años por delante.

La infraestructura lleva montada más de un siglo y probablemente acabe siendo Patrimonio de la Humanidad o algo así. El mayor problema de un medio de transporte como este es que en caso de colisión con otro tren el descarrilamiento puede tirar uno de los convoyes al suelo, como ya ocurrió en los años 60 del siglo pasado y también a finales de los 90. Otro inconveniente es que si un tren cae lo hace sobre los que están debajo.

Estos ferrocarriles no tienen efecto barrera aunque ofrecen un buen impacto visual. Aquí dejo un mapa de la ruta. El viaje de ida y vuelta son cinco euros del ala y hay trenes con una frecuencia mínima de diez minutos. Lo más flipante son las curvas.




El video anima a viajar a Wuppertal.

CARRERAS DE TRENES. TODOS LOS DÍAS EN SANTANDER.


Todos los días y a todas las horas y 15 minutos salen dos trenes a la vez con distintos destinos pero compartiendo parada en la primera estación, Valdecilla. Aunque parezca que la vía es cuádruple, en realidad se trata de dos dobles vías, ya que la de las de la izquierda van dirección Bilbao y las de la derecha hacia Oviedo. Estamos hablando de trenes de FEVE.

No es un fenómeno único y cosas muy similares pasan en Gijón y Oviedo incluso con trenes de empresas diferentes, pero en este caso hay unas cuantas repeticiones al cabo del día. Se admiten apuestas a ver quien llega primero. Los trenes del video son idénticos.



Curiosamente Renfe y Feve dan servicio a Maliaño aunque los trenes de la primera son muy escasos en comparación con los de su hermana de vía estrecha. Tanto una empresa como otra llegan a Torrelavega pero allí la RENFE queda lejísimos de la ciudad.

jueves, 24 de abril de 2014

LOS CAMIONEROS YA NO TE FACILITAN EL ADELANTAMIENTO.

Ya nada es lo que era y uno echa de menos aquellos tiempos tan solidarios en los que los camioneros facilitaban los adelantamientos a los automovilistas que circulaban detrás de ellos. A no ser cuatro amigos de la vieja escuela, demasiados profesionales actuales funcionan en modo autista y se comportan de modo muy egoísta. Lo puedo contar por experiencia propia. Tras un tramo lento de curvas y subidas, los camiones se lanzan a tumba abierta en las bajadas y en las rectas y les da igual que haya veinte coches intentando adelantar y ganar tiempo. Después de las rectas donde se puede adelantar vuelven las curvas y nuevamente se circula demasiado despacio; no ha sido posible rebasar al camión porque va a velocidad máxima y tampoco es cosa de arriesgar. El camionero no se plantea una pequeña reducción para agilizar el tráfico de los demás, da igual que sean automovilistas u otros camioneros. Hay carreteras donde todavía se mantiene ese estilo de cortesía mediante el cual el camión llega a detenerse para hacer las delicias del conductor que le rebasa. Ahora ya no puedes confiar en que te vayan a poner el intermitente para avisar de que el adelantamiento es seguro; te buscas la vida y nadie te ayuda. Lo peor es cuando el primer coche tras el camión no tiene prisa o carece de capacidad para adelantar y encima va muy pegado, con lo que los que van detrás se tienen que jorobar.

Se va perdiendo solidaridad en carretera y haría falta una campaña de concienciación. Ojo porque no son solo camioneros los que actúan asi.

martes, 22 de abril de 2014

LA NACIONAL 232 ES UNA PORQUERÍA EXCEPTO EN NAVARRA.

Pues eso, que hay que echar un par de narices para hacer la ruta completa desde Burgos hacia Castellón por la mencionada carretera. Son 620 kilómetros muy cansados que te ahorran 30 euros en peajes y te dan más de un dolor de cabeza. Yo la hice enterita. Primero subí el puerto del Escudo y enseguida comencé la nacional en cuestión para encontrarme con que el tramo Incinillas-Oña es uno de los peores calvarios de la red viaria nacional; el trazado es pésimo y el mantenimiento es inexistente, lo cual hace casi obligatorio desviarse por Villarcayo, Medina de Pomar y Trespaderne para llegar a Oña sin dolor de cabeza. Se trata de 30 km de carretera nacional que parecen anclados en el pasado y que los habitantes de la zona evitan sistemáticamente. El tramo mencionado es bonito en paisaje pero mete miedo por otra parte. A partir de Oña tenemos una ruta aceptable y poco transitada hasta Pancorbo, donde se inicia un tramo en común con la nacional I, desde la cual se retoma la 232 en dirección Logroño. La ruta es corta, no muy rápida pero gratuita. Logroño no se circunvala sino que se cruza en trinchera por la autovía LO-20. A partir de aquí la cosa se complica porque aumenta el tráfico y el trazado es el de toda la puñetera vida con numerosas limitaciones hasta que en territorio navarro nos sorprenden con que la 232 se convierte en una autovía gratuita no muy larga y que nos introduce en la parte zaragozana. Bajamos de una velocidad máxima de 12o a los 80 km/h hasta Figueruelas, donde la autovía nos permite agilizar el viaje. Precisamente en Tudela tenemos un McDonalds y un Carrefour accesibles directamente desde la autovía.

Rodeamos Zaragoza decentemente y a partir de ahí no encontraremos más tramos desdoblados.  Los 100 km que quedan hasta Alcañiz se hacen por una nacional bien asfaltada y con algunos carriles para vehículos lentos pero con muy poco arcén, abundante tráfico, adelantamientos frecuentes y muy poco margen para corregir posibles errores. La lamentable travesía de Híjar ofrece una imagen lamentable de nuestra red de carreteras; probablemente no hay nada tan horrible en todo el territorio español.

Por cierto que en Alcañiz se puede repostar combustible en el Hiper Simply a un precio sin competencia, a pesar de que en Teruel los precios son bastante bajos en las gasolineras. Y poco después de Alcañiz se acaba lo que se daba y volvemos a una nacional sin arcenes, con numerosas limitaciones, tramos que se observan preparados para ejecutar y cubiertos de maleza; el trazado se vuelve retorcido y no volveremos a notar mejoría hasta las proximidades de Morella. El descenso hacia el Mediterráneo se hace por el enrevesado puerto de Querol, un auténtico rollazo de mucho cuidado con abundancia de camiones.

Ya es cutre que la nacional 232 llega a Vinaroz y ni siquiera tiene enlace directo con la AP-7, como si no se tratara de una ruta principal. Únicamente enlaza con la nacional 340, que impresiona bastante por su denso tráfico.

Si bien desde Haro hasta Zaragoza podemos ganar tiempo usando la autopista de peaje, desde Zaragoza a Vinaroz no hay otra solución mejor que la actual. 

Probablemente se ejecute del desdoblamiento en el tramo que une Zaragoza con Navarra, aunque a lo mejor sale más barato liberar la autopista de peaje que duplicar infraestructuras.

Lo más urgente ahora mismo es optimizar la conexión de Zaragoza con Alcañiz con la construcción de algunas variantes y la incorporación de terceros carriles. Aún así habría que concluir los tramos en remodelación inconclusa hacia Morella y ejecutar una obra de envergadura para salvar el puerto de Querol sin curvas a 20 km/h.

Ya sé que no están los tiempos para tirar el dinero pero es cuestión de vertebración territorial y de seguridad vial mejorada.

martes, 1 de abril de 2014

LOS DIEZ PECADOS CAPITALES DE LOS VIAJES LARGOS EN COCHE.

Dicen los sabios que no existen las comidas auténticamente gratis, ya que siempre hay que dar algo a cambio. Puede ser. Lo cierto es que en el mundo del alojamiento hay pocas cosas tan irresistibles como un desayuno gratuito o por lo menos incluido en el precio. En según qué países lo hay que pagar aparte en un 99% de ocasiones, tal es el caso de los USA o Francia. Únicamente el Reino Unido e Italia destacan por ofrecer gratuitamente la primera comida del día.

Lo de tener que pagar por desayunar no debería ser un problema grave pero en demasiados casos los hoteleros se aprovechan más de la cuenta y proponen tarifas disuasorias, más elevadas de la cuenta, con el buffet como única opción y la cafetería cerrada en el horario coincidente, de modo que si únicamente quieres un café, un zumo y un croissant, tienes que pagar diez o más euros sí o sí. Eso ya es pasarse varios pueblos y la mayoría de los mortales acaba sin desayunar o en un cafetería cercana. que se forra gracias a que en el hotel únicamente desayunan aquellos a los que la estancia se la paga la empresa. No se puede cobrar por un desayuno más que por una comida.

Recientemente pernocté en el hotel Globales de los Reyes, al norte de Madrid. Podía escoger otros hoteles de la zona pero allí me encontré con tres ventajas imbatibles. Primeramente me descontaban un 15% por hacer la reserva en el sitio web del hotel, lo que me hacía innecesario acudir a centrales de reservas. Además me regalaban la noche de garaje, que tenía un coste normal de seis euros. Finalmente. el desayuno estaba incluido en la tarifa, así que no tendría que salir a la calle para empezar bien el día. Todo ello salía por 40 euros la noche la habitación doble y es muy complicado de superar; ellos ganaron dinero y yo también. Había una oferta interesante en un AC próximo y ya iba a reservar pero pillé un cabreo indecente porque el precio ofertado se incrementaba con el IVA en el último paso de la reserva.

En España no es que se desayune muy bien que digamos. Normalmente ofrecemos productos clónicos de todos los hoteles internacionales, con los fiambres y el queso en lonchas, que muy poca gente come en casa, bollería no demasiado lograda y cafés generalmente infumables que pueden arruinar la mañana e incluso favorecer las dietas de adelgazamiento por su poder laxante. De los zumos mejor ya ni hablamos. Sí hay hoteles que brillan por su desayuno pero son los menos y hay que pagar en consonancia. Desgraciadamente los productos regionales brillan por su ausencia y se desayuna casi lo mismo en Amsterdam que en Almería.

El caso es que los clientes somos capaces de aceptar una reducción de confort a cambio de un desayuno gratis. Incluso estamos dispuestos a pagar lo mismo por un hotel de tres estrellas que por uno de cuatro si nos regalan el desayuno. Últimamente se han moderado un poco las tarifas por la consabida crisis, pero no es nada raro encontrar desayunos a quince euros cuando por ese precio puedes tomar café Jamaica Blue Mountain, zumo natural recién exprimido y croissants de confitería o trenza de Huesca, incluso pinchos de jamón ibérico.

Los hoteleros siguen sin enterarse y pretenden cobrar el desayuno a precios gamberros que enemistan al cliente con el establecimiento. Tampoco hace falta que lo regalen y casi nos conformaríamos con que lo cobraran al atractivo precio de cinco euros. Los pocos pioneros que se enrollan un poco y se evitan el gasto del camarero que toma nota de tu número de habitación se verán recompensados a largo plazo con la fidelidad del cliente, que es algo mucho más serio que la acumulación de puntitos en una tarjeta.

Lo malo de que los desayunos se vayan haciendo gratuitos es que luego habrá clientes que pretendan una reducción por no tomarlo y también hoteles con tarifas más bajas a cambio de no dar desayuno, con lo que volveríamos a la posición de inicio de la partida. La sociedad del bajo coste quiere que se cobre únicamente por lo consumido pero los hoteles pueden jugar con el desayuno para incrementar su ocupación y su rentabilidad.

Como doy mucha importancia a la calidad del café, suelo viajar con una cafetera Stracto y suelo desayunar en la habitación, con la ventaja de que lo puedo hacer en calzoncillos y fumando, cosas que no están muy bien vistas en el comedor.

EN FERRY DESDE ASTURIAS A BRETAÑA



En el mapa vemos las líneas marítimas explotadas por la compañía LDLINES, que se parece a LIDL pero no es lo mismo. La naviera une actualmente los puertos de Gijón y Saint Nazaire en unas 14 horas de viaje con un buque de pasajeros y mercancías. Las tarifas siguen con oferta permanente y el viaje para dos personas y un coche sale por 99 euros en cada sentido, incluyendo butaca reclinable. Por 25 euros más nos ofrecen también un camarote con baño.

El barco utilizado es el Norman Bridge. En cuestiones de confort está muy lejos de la calidad ofrecida por Britanny Ferries pero también los precios son ostensiblemente más bajos.

Para ir desde Gijón a Saint Nazaire no es que se ahorre tiempo ni dinero respecto de ir en coche, aunque los horarios pueden ser convenientes al viajar de noche.


Como aventurilla tiene cierta gracia; no obstante es conveniente saber de antemano que la estabilidad de un barco puede no ser muy agradable para todo el mundo y cuando hay mala mar el viaje tiene tendencia a convertirse en un callo malayo inaguantable. Por lo visto en el restaurante los precios son tolerables e incluso tienen una tienda a bordo.
Casi se me olvida mencionar que Saint Nazaire está a mano de Nantes y es la puerta de entrada a la Bretaña y al Pays de la Loire, región a la que pertenece este puerto actualmente aunque históricamente siempre haya sido un lugar bretón. Para largos viajes por Europa del Norte puede ser un pequeño atajo que compense por el tiempo que se dedica al descanso.

martes, 25 de marzo de 2014

EL LAGARTO ROJO.TREN TURÍSTICO EN TÚNEZ.

En Túnez tienen un tren turístico interesante que hace un viaje de sólo 43 km en cada sentido durante una hora y media. El convoy es de los emblemáticos porque los coches son de lujo y a estilo del Orient Express. La locomotora ya no tiene tanto glamour y es diesel, cosa muy conveniente en latitudes tan cálidas. Se trata de un tren de la realeza.

El Lézard Rouge, el lagarto rojo en español, realiza un recorrido con cañones, gargantas y desfiladeros, todo de colores vivos y con poca vegetación. La excursión cuesta sólo 10 euros pero no siempre hay sitio para sentarse ni aire acondicionado, aunque el tren cuenta con un bar.

Lo malo es que para hacer esa ruta hay que ir hasta Metlaoui, que no queda precisamente a mano, aunque tampoco hay malas comunicaciones y se puede ir desde la capital en tren. Las salidas son en torno a las 10 de la mañana.




Me quedé sin hacer el viaje cuando estuve en Túnez, más que nada porque los calores eran muy agresivos para un habitante del Cantábrico. Mejor en otoño o primavera.

TRANSPORTE PÚBLICO GRATUITO


Los de la foto van muy contentos porque no han tenido que pagar por lo que en otros sitios les costaría una pasta. Unas horas antes estaban en el tren de la foto de arriba y tampoco tuvieron que pasar por taquilla.

Puede sonar a broma pero es cierto. El transporte público gratuito existe y va a ser la gran tendencia del tercer milenio, por lo menos en lo relacionado con el turismo. La cosa consiste en viajar a un sitio, alojarse allí y disfrutar de movilidad sin coger el coche y sin sacar un euro del bolsillo, todo ello a cambio de contaminar menos y molestar menos. ¿Dónde? Pues en los Alpes, concretamente en varios lugares que mencionaré después. Por lo menos hay dos poblaciones en Suiza y otra en Francia (y creo que alguna más) que otorgan a sus visitantes un pase válido para desplazarse por el morro en bus y/o tren en un radio que puede ser de 20 o 30 kilómetros, lo suficiente para moverse por la zona. En Francia es Chamonix la ciudad que más destaca y eso se agradece. En Suiza están los casos de Arosa e Interlaken. Arosa llega a facilitar la gratuidad en funiculares de alta montaña y en el parking cubierto municipal.

Así da gusto viajar. Vas a una ciudad y te hacen fácil la vida. En el caso de Ginebra te regalan un pase de transporte público para 80 minutos según recoges los equipajes en el aeropuerto, lo suficiente para llegar al hotel. Una vez en la ciudad son los hoteles los que te proporcionan sin cargo la tarjeta para el transporte urbano, al igual que hacen algunos establecimientos en Viena y todos los de Basilea.
A eso se le llama en francés algo así como "movilidad suave" o "movilidad dulce", según nos apetezca traducirlo, lo que viene a ser muy "sostenible". Las tendencias van a ir por ahí enseguida serán imparables, como lo del wifi gratis en hoteles. Por supuesto que saber lo que ahora sé me convencerá para elegir un destino en detrimento de otros.

TRENES DE ALTA MONTAÑA EN MADRID


Hay tanto que ver y hacer en Madrid capital que muchos turistas dejan de lado la provincia. Precisamente la sierra norte de Madrid tiene una curiosidad para muchos desconocida; se trata del único ferrocarril de vía estrecha de RENFE, con sus trenes suizos que suben desde Cercedilla al puerto de Cotos en un viaje panorámico muy entretenido, sobre todo cuando hay nieve.

De lunes a viernes RENFE tiene una oferta en la que por poco más de seis euros se tiene derecho a un viaje de ida y vuelta entre cualquier estación de cercanías de la comunidad y el Puerto de Cotos, haciendo transbordo en Cercedilla.

El ferrocarril sube desde los 1100 metros de altitud hasta más de 1700 en un divertido viaje de 16 kilómetros a velocidad lenta pero segura y además sin cremallera. Esto en otros países costaría un ojo de la cara como excursión VIP pero aquí se disfruta a precios de cercanías.Ya he hecho la ruta en plena temporada de esquí y me encantó.

Para ver más información sobre excursiones con el tren en la comunidad de Madrid, se puede visitar: http://www.renfe.es/cercanias/madrid/rutas/

viernes, 3 de enero de 2014

LAS NUEVAS RUTAS EN BARCO DE LD LINES DESDE ESPAÑA A GRAN BRETAÑA E IRLANDA NO APORTAN NADA INTERESANTE.

En 2014 se ponen en funcionamiento algunos nuevos enlaces marítimos que comunican el norte de España con Gran Bretaña e Irlanda. La empresa encargada del servicio es LD Lines, que hasta ahora también operaba la línea que une Gijón con Saint-Nazaire, ciudad publicitada con el nombre de Nantes para dar mayor popularidad.

Como de costumbre, debo desaconsejar este tipo de transporte por varios motivos. Primeramente la duración del viaje no es competitiva. Si desde Gijón a Saint-Nazaire se tardan seis horas más que por carretera, quizás se pueda compensar al viajero con la posibilidad de viajar durmiendo, ya que los horarios no son del todo malos. Hasta ahí lo menos peor. Ojito porque si se cancela una travesía por causas meteorológicas las cosas se complican bastante. El mar puede ser muy traicionero y un viaje con malas condiciones marea al más pintado. Lo digo por experiencia que para eso crucé el mar con galerna desde Plymouth a Santander.

Lo malo empieza si analizamos detenidamente las nuevas rutas desde Santander y Gijón a Poole. Para empezar no se admiten viajeros a pie, lo cual es ya toda una discriminación y hay que llevar coche por narices. Brittany Ferries sí te permite viajar sin coche. Debemos tener en cuenta que la capacidad de los buques es muy diferente y los de LD Lines son muy modestos en comparación con los fastuosos paquebotes de Brittany Ferries. La duración del viaje no es del todo disuasoria, en torno a 25 horas y en línea con los precios de la competencia, pero más caro que volar directamente en un par de horas. Lo ideal para ir en barco son los camarotes cuádruples completos, que salen competitivos, pero yendo una sola persona la cosa se complica.

Lo peor es la travesía entre Gijón y el puerto irlandés de Rosslare, que lleva la friolera de 48 horas en el viaje de ida y algo menos en el de vuelta. Dos días completos en barco son una barbaridad a no ser que seamos unos fanáticos de la navegación. Además hay que tener en cuenta que durante todo ese tiempo hay que desayunar, comer y cenar, que no podemos tirar tantas horas a base de bocadillos. Los de Brittany informan sobre la carta del restaurante pero los de LD no lo hacen. Casi se me olvida mencionar que la ruta Asturias-Irlanda tiene escala en Francia.

Generalmente este tipo de trayectos es apreciado mayoritariamente por los británicos y a lo mejor ahora por los irlandeses, pero la presencia de viajeros españoles es casi testimonial debido a las tarifas tan elevadas que se manejan. La única ventaja aparente es la de llevar el coche propio, que puede no serlo tanto cuando hay que conducir por la iquierda con el volante del mismo lado; casi mejor alquilar uno o circular en transporte público para mayor seguridad.

Me encanta viajar en barco pero no hay ninguna Ryanair del mar y los precios se adecúan muy poco a las posibilidades del español medio. Unos 600 euros por pareja en viaje de ida y vuelta con camarote y coche parece no demasiado caro pero hay que contar con la pérdida de tiempo en el desplazamiento (que también puede ser placentera) y los gastos de alimentación a bordo.

Así pués, espero que LD lines nos traiga turistas pero no puedo recomendar que se utilice para viajar fuera de España. Si el lector tiene posibles, mejor usar Brittany Ferries, que tiene mejores barcos, pensados para viajeros con coche y no tan orientados al transporte de camiones.

Aviso para aventureros. Viajar en butaca y sin camarote puede ser una tortura de mucho cuidado que ya he experimentado. Que conste que he avisado.